Me Gusta Y Me Disgusta

Me gusta la poesía en prosa
Porque no tengo la obligación forzada de encontrar
Palabras con un final similar
Y también la otra clase, la poesía en rima. Más bonita y más difícil
La que le habla al amor y el amor escucha.
Por cada cosa que me gusta alguna otra me disgusta . . .
Me disgusta el orgullo inútil, patriótico e inservible
De la gente enamorada únicamente de su propio país
Que egoístamente piensa que el suyo es el mejor
Cuando la humanidad debería ser una sola familia, un solo país
Un solo mundo sin fronteras sin barreras ni muros de separación
Me gusta la democracia que permite cada seis años
Cambiar a un bruto por otro bruto.
Me gusta el Dios de todos, el Dios bueno, el que pone atención
El que nos protege y nos ayuda a no cometer errores irreparables
El Dios bondadoso, real y constante y siempre presente.
Me disgusta el Dios que te exige que no trabajes un día a la semana para que lo veneres
El Dios que te obliga a una vida imposible con sus reglas y mandatos
El Dios que trabaja sólo seis días y luego desaparece.
Me gusta el Dios de alma pura el que le asigna un angelito a cada niño
Y que nunca permite que se vayan a dormir con hambre o que mueran chiquitos
Me disgusta el Dios que te hace a su imagen y semejanza; lleno de errores, egoísta y celoso
Me gusta la vida al principio con su inocencia infantil —que después los adultos contaminamos
Me disgusta la vida al final
Cuando ya sin energía iniciamos otro ciclo y de nuevo exigimos ayuda.
Me gusta la oportunidad que todos recibimos al nacer
Oportunidad de aprender, crear y decidir
Me disgusta aceptar la realidad . . . que la mayoría desperdiciamos esta oportunidad
Me gusta saber que hay esperanza en el Mundo y que constantemente nace gente admirable
Me disgusta saber que por cada ganador del premio Nobel
Nacen millones de idiotas que probablemente echarán a perder todo en un instante
Me gusta la Madre Naturaleza que sabe como defenderse de su peor enemigo . . .  el hombre
La Naturaleza indestructible y capaz de sanarse por sí sola.
Me disgusta el hombre insensato e irresponsable
El cual inevitablemente encontrará la manera de arruinarlo todo
Me gusta dar mi opinión y me disgusta que la ignoren —inevitable también
Me gusta tener razón y me disgusta ser irrazonable
Me gusta la gente inteligente y la que no es también, pero sólo cuando tiene excusa
Me disgusta la gente tonta cuando tiene en su poder la capacidad de evitar serlo.
Y dentro de mí hay todo esto
Y me gusta y me disgusta.



EDMUNDO BARRAZA
Visalia, Ca. 03-19-2012




Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s